Durante todo el Siglo XX hubo una mejora notable de la red de carreteras debida al continuo aumento del parque móvil en el país.

Empezando por el Plan de 1914, conocido como Plan Ugarte, que sirvió para marcar un plan estratégico de todas las mejoras necesarias y ampliaciones. Dividido en tres grupos de actuación, construcción urgente, construcción necesaria y puentes y travesías.